Neutralizadores de olores. ¿Sabes cuál usar?

Neutralizadores de olores. ¿Sabes cuál usar?

Jueves, 28 Abril, 2022

Utiliza el neutralizador de olores adecuado y evita olores desagradables

En el día a día estamos constantemente expuestos a muchos olores diferentes, algunos más agradables que otros. Por suerte, existen muchos métodos con los que podemos tratar los que nos resultan molestos y así conseguir un ambiente más agradable.

Pero, antes de hablar de los métodos de tratamiento del mal olor, es importante entender qué son los malos olores y cuáles son sus características.

 

¿Cómo se forma el mal olor?

Empecemos explicando qué es el olor.

El olor es la sensación que percibimos cuando ciertas moléculas llegan a nuestra nariz y son procesadas por nuestro sistema olfativo.

Por lo tanto, para saber cómo tratar los malos olores hay que prestar atención a cómo percibe nuestro olfato las moléculas que los causan. Algo que podemos saber analizando su estructura química.

Las moléculas más conocidas por su mal olor contienen:

  • Grupos con nitrógeno (amoníaco, aminas…) que producen olores como el de pescado en mal estado u orina.
  • Grupos con azufre (sulfuros, tioles…), típicos por el olor a huevo podrido o a ajo, por ejemplo.
  • Grupo acetaldehído, responsable del olor a humo de tabaco, entre otros.

 

¿Cómo funciona un neutralizador de olores?

Una vez conocemos la estructura química de un olor, ¿qué hacemos para combatirlo?

La respuesta es sencilla: utilizar un neutralizador de olores que elimine el mal olor del ambiente.

Hay muchos productos que pueden utilizarse como neutralizadores, pero hoy vamos a centrarnos en uno en concreto: el ricinoleato de zinc.

Un neutralizador de olores eficaz: el ricinoleato de zinc

El ricinoleato de zinc proviene del ácido ricinoleico, un ácido graso del aceite de ricino.

Su estructura consta de un ion zinc central coordinado con dos moléculas de ricinoleato. El ion de zinc es el responsable de coordinarse con los malos olores, en especial con el nitrógeno y el azufre, inactivando así la molécula causante del mal olor.

Entonces, ¿por qué no usar simplemente zinc?

El zinc, al ser un ion, en medio acuoso está rodeado de moléculas de agua que impiden que se coordine con las moléculas del mal olor.

En cambio, el complejo del ricinoleato con el ion zinc actúa como un tensioactivo, situándose en la interfase agua-aire, y pudiendo coordinarse con los malos olores.
 

Figura 1: Ricinoleato de zinc en la interfase agua-aire


¿Cómo funciona un neutralizador de olores?

Sin embargo, necesitamos activar nuestro neutralizador de olores para que pueda ejercer su función. Esto se debe al impedimento estérico que ejercen las cadenas de ricinoleato alrededor del ion zinc, y que dificultan la coordinación con las moléculas causantes de los malos olores.

Para ello, incluimos ligantes activadores que abren conformacionalmente la molécula, facilitando la coordinación con las moléculas que originan los malos olores.

Por eso, al usar estos activadores, conseguimos productos eficaces.

Elige el activador adecuado para tu formulación

Sin embargo, no todos los activadores son igual de eficaces en todos los casos y hay que elegir correctamente el ricinoelato de zinc activado más idóneo para cada formulación.

Esto se debe a que cada uno de ellos funciona en un rango de pH, haciendo que podamos utilizar el ricinoleato de zinc en una amplia gama de aplicaciones. Así tenemos una gran selección de productos para cada situación, gracias a los diferentes activadores.

Además, la gama de neutralizadores CAMDsorb está presente en formato líquido, sólido tipo polvo o tipo ceroso, para que puedas incluirlos fácilmente en tus formulaciones según tus necesidades.
 

Figura 2: Gráfico de la absorción del amoníaco con productos a base de ricinoleato de zinc


Usos de un neutralizador de olores

Seguramente, la primera aplicación que te venga a la cabeza al pensar en este tipo de productos sean los ambientadores.

Sin embargo, los neutralizadores de olores tienen muchas más aplicaciones en productos y actividades cotidianas de nuestro día a día:

  • detergentes
  • productos cosméticos
  • suavizantes de ropa
  • lavandería
  • limpiadores de cocina en espray
  • limpiadores de superficie
  • tratamiento de aguas
  • textil
  • cuidado de mascotas
  • agricultura
  • procesado de pescado

Como ves, los neutralizadores de olores pueden estar presentes en muchos de los productos de detergencia que usamos cada día, mejorándolos y añadiendo funcionalidades, tanto de uso doméstico como industrial, de manera que es importante utilizar el adecuado en cada caso para poder disfrutar siempre de un ambiente agradable, libre de malos olores.

 

¿Sabes ya qué neutralizador de olores vas a utilizar?

Ahora ya sabes qué son los malos olores, cómo funcionan y conoces algunas herramientas para librarte de ellos.

Solamente te falta contactar con nuestro equipo de Asesoría Técnica que estará encantado de ayudarte a escoger el neutralizador de olores más adecuado para tu formulación.

Newsletter

Newsletter

Mantente siempre al día en las novedades del sector.
Suscríbete y no te pierdas ninguna de nuestras noticias sobre productos, eventos y seminarios.

Go to top