¡Reduce la cantidad de espuma con una baja dosificación!

¡Reduce la cantidad de espuma con una baja dosificación!

Viernes, 3 Diciembre, 2021

En el sector de Metal Working Fluids se busca reducir la fricción entre los componentes de la maquinaria. Este fenómeno se genera por el contacto entre los elementos mecánicos móviles y provoca el desgaste de estos. Los lubricantes basados en aceite permiten reducir la fricción entre las piezas al evitar un contacto directo. Así, conseguimos movimientos más rápidos y precisos a la vez que reducimos el sobrecalentamiento, incrementando la productividad, y, sobre todo, alargamos la vida útil de las máquinas por reducción del desgaste.

Sin embargo, el bombeo de lubricantes por el circuito interno de las máquinas genera aire o espuma, reduciendo su efectividad. Para evitar este efecto se debe incluir en la formulación un desaireante. BYK ha ampliado su gama de antiespumantes para lubricantes basados en aceite con nuevas referencias, que destacan por las siguientes propiedades:
 

  • Compatibilidad con una amplia gama de lubricantes de base aceite
  • Alto rendimiento a baja dosificación
  • Buena estabilidad durante el almacenaje – no precipita ni se separa
  • Sin partículas sólidas – evita obstrucciones en el filtro

La eficacia de esta nueva gama de aditivos se ha probado con ensayos según la normativa ASTM D 892, que nos permite determinar la tendencia de la espuma (cantidad de espuma al momento de desconectar la corriente de aire) y la estabilidad de la espuma (cantidad de espuma tras esperar el tiempo de reposo).

La metodología utilizada es la siguiente: en un cilindro donde incorporamos la muestra, pasamos una corriente constante de aire a través de nuestra muestra de lubricante durante 5 minutos y medimos el volumen de espuma generado (tendencia de la espuma). Tras reposar 10 minutos, medimos de nuevo el valor de espuma (estabilidad de la espuma).

Este método se aplica a dos muestras iguales, a diferentes temperaturas (24 ºC y 93,5 ºC). Además, la muestra a 93,5 ºC se deja enfriar y que la espuma colapse completamente para volver a aplicar la misma metodología a 24 ºC. Así, con la primera muestra obtenemos dos mediciones a 24 ºC y con la segunda muestra obtenemos cuatro mediciones, dos a 93,5 ºC y dos a 24 ºC.



Figura 1: Instrumento empleado para comprobar la eficacia de los antiespumantes
 

Las recomendaciones de desaireante por tipo de aceite son las siguientes:
 

  • BYK-LP D 24347: Desaireante basado en siliconas recomendado para todo tipo de aceites (parafínicos, nafténicos y PAO). Su alta compatibilidad con los diferentes aceites mantiene altos niveles de transparencia.

     Aceite parafínicoAceite nafténicoPAO



    Aceites sin aditivo



    BYK-LP D 24347
    (dosificación de 0.2%)
     Turbidez ligera.
    Estable durante almacenamiento.
    TransparenteTurbidez ligera.
    Estable durante almacenamiento.
    Figura 2: Impacto en la trasparencia al incluir el aditivo BYK-LP D 24347
  • BYK-LP D 24894: Desaireante polimérico sin silicona, recomendado para aceites tipo PAO. Presenta muy buena estabilidad a largo plazo y no altera el aspecto del lubricante
     
  • BYK-LP D 24895: Desaireante mezcla de polímero y silicona recomendado para todo tipo de aceites (parafínico, nafténico y PAO). Su alta compatibilidad con los diferentes aceites mantiene altos niveles de transparencia.
     Aceite parafínicoAceite nafténicoPAO



    Aceites sin aditivo



    BYK-LP D 24895
    (dosificación de 0.2%)
     TransparenteTransparenteTransparente
    Figura 3: Impacto en la trasparencia al incluir el aditivo BYK-LP D 24895
En resumen, los desaireantes de nuevo desarrollo de BYK, aportan alta eficacia con una baja dosificación. Además, son estables al almacenamiento y a la sedimentación y tienen una gran compatibilidad en diferentes sistemas sin alterar el aspecto visual del lubricante.

Suscripción a eNews

Suscripción a eNews

Suscríbase con su dirección de email para estar actualizado de las últimas novedades de productos, eventos y seminarios.

Go to top